“Palmeras en la nieve”, una triple obra de arte

CLARA ZAPATER USERO

Antes que nada, me gustaría decir que he estado evitando escribir esta crítica desde hace un mes. Si os soy sincera, creo que no estoy preparada para hacerlo y, quizás, vosotros tampoco estéis preparados para leerla (al menos si queréis conservar la visión que, hasta ahora, teníais de mí). A ver, que tampoco quiero asustaros… No se trata de nada extremadamente grave. Es sólo que, por mucho que quiera, no puedo comportarme como una periodista profesional y objetiva cuando hablo de Pablo Alborán.

Probablemente estéis pensando que soy un poco dramática y cursilona… Y lo cierto es que me declaro culpable de ambos cargos. Lo confieso: soy dramática, cursi y, como diría Àngel Llàcer, soy “fan, fan, fan de póster” de Pablo Alborán. Por tanto –aunque lo voy a intentar–, es probable que las próximas líneas no estén, precisamente, marcadas por la imparcialidad.

Una vez hecha esta advertencia, me gustaría hablaros de Palmeras en la nieve, un precioso título que da nombre a tres obras de arte. En primer lugar, se trata de una de las novelas de la escritora Luz Gabás que se convirtió en un best seller tras su publicación en 2012. En segundo lugar, bajo ese nombre se recoge de igual manera la última película del director Fernando González Molina (cinta con la que se va a llevar la obra de Gabás a la gran pantalla) y, por último, ha sido también bautizada como Palmeras en la nieve la canción que pone banda sonora al filme. Apuesto lo que sea a que adivináis quién ha sido el encargado de componerla.

fotogramas.com xd
Jacobo y Kilian. Fuente: Fotogramas.

Basándose en el pasado de su propio padre, Luz Gabás nos presenta la historia de Kilian (interpretado por Mario Casas), que en 1953 abandona los paisajes pirenaicos de la montaña oscense para iniciar, junto a su hermano Jacobo (Alain Hernández), un viaje hacia la isla de Guinea Ecuatorial. Allí les espera su padre, que es el dueño de una finca llamada Sampaka en la que se cultiva el mejor cacao del mundo. Allí, Killian se enamorará de una nativa llamada Bisila (a la que da vida Berta Vázquez), y este amor prohibido traerá muchos problemas a la pareja.

www.europapress.es xd
Kilian y Bisila se abrazan. Fuente: Europapress.

Medio siglo después, Clarence (Adriana Ugarte) –la hija de Jacobo– descubrirá accidentalmente una carta antigua que la impulsará a viajar desde Huesca hasta Guinea para visitar la tierra en la que su padre y su tío Kilian pasaron gran parte de sus juventud para resolver, así, los enigmas que esconde la familia. Esta aventura llevará a la joven a desenterrar del olvido la historia de un amor imposible, un descubrimiento que, quizás, tenga consecuencias.

www.antena3.com xddd
Clarence durante su viaje a Guinea. Fuente: http://www.Antena3.com

El preestreno de la película tuvo lugar el pasado jueves 10 de diciembre durante la quinta edición de la “Madrid Premiere Week”, que se celebró en los cines Kinépolis de Madrid. Al evento acudieron todos los personajes que han estado implicados en la película, desde el director hasta la escritora de la novela, pasando por los actores y por algunos invitados especiales vinculados a Atresmedia Cine, la productora del filme.

 

maxresdefault
Equipo de ‘Palmeras en la nieve’ durante la premiere. Fuente: http://www.youtube.com

Y, entre todas esas caras conocidas, no podía faltar la de Pablo Alborán, que ha demostrado que, además, de componer canciones conmovedoras sobre sus propias experiencias amorosas, es capaz de plasmar con una sensibilidad igualmente especial vivencias ajenas en sus letras. Esto tiene todavía más mérito si tenemos en cuenta que, al no estar la película terminada cuando se grabó la maqueta, el malagueño sólo pudo ver las secuencias en las que posteriormente se incorporaría su música. Con esta ligera idea que le dieron unos pocos planos y tras haber leído la novela de Luz Gabás, Alborán se unió al compositor Lucas Vidal (el autor de bandas sonoras más joven de Hollywood) y, con su ayuda, acabaron dando forma a Palmeras en la nieve, canción que pasó por varios estudios de Madrid, Abbey Road y Macedonia antes de ver la luz.

www.elespanol.es xd
Pablo Alborán en la premiere de ‘Palmeras en la nieve’. Fuente: El español.

El videoclip, en el que se pueden ver adelantos exclusivos de la película, se estrenó el 13 de noviembre (hace exactamente un mes) y, en él, además de escuchar la profunda voz de Pablo Alborán, podemos disfrutar de una melodía interpretada por más de sesenta músicos que fusionan sus instrumentos para crear un sonido apasionante.

En palabras del malagueño, “ha sido una locura, una bendita locura. Me llamó Lucas Vidal y me dijo que quería que pusiera la letra y la voz. Yo lo que necesité fue leerme la novela de Luz, que es maravillosa, y todo lo demás vino muy fácil porque el libro inspira muchísimo. Sólo espero no defraudar”. Pero es que Pablo Alborán nunca defrauda y, si os habéis tomado un tiempo para analizar sus letras, no podréis decir lo contrario. ¿O es que no os parece conmovedor el estribillo de Palmeras en la nieve? Por si todavía no la habéis escuchado, no voy a desvelaros ni una sola estrofa: me gustaría que vivierais la experiencia de oírla por primera vez sin adelantos, ya que para mí fue algo muy especial y emotivo. Aunque, ¿qué voy a decir yo, verdad?

Tras hablar sobre cómo ha sido su experiencia componiendo por primera vez una banda sonora –experiencia que Alborán define como un sueño cumplido–, Ainhoa Arbizu (que era la encargada de dar la bienvenida a los invitados micrófono en mano) preguntó al cantante sobre futuros proyectos, a lo que él respondió que “estoy en un momento de mi vida en el que voy a parar un poco aquí en España para centrarme en el próximo disco. Ahora tengo que asimilar todas las locuras que han estado ocurriendo y componer con calma desde mi Málaga querida y con la familia, que ahora en navidades toca”. Y es que, pese al abrumador éxito que le rodea, Pablo Alborán nunca ha dejado de tener los pies en la tierra y de demostrar una humildad envidiable. De hecho, él sigue considerándose “un novato” aunque en estos cinco años de carrera ya haya dejado tras de sí una estela de, nada más y nada menos, 27 premios (algunos de los cuales se le otorgaron el pasado 11 de diciembre en la décima edición de los Premios 40 principales).

www.bekia.es xd
Pablo Alborán durante la gala de los Premios 40 principales. Fuente: http://www.bekia.es

El estreno de la película Palmeras en la nieve –que está generando una gran expectación– tendrá lugar el día 25 de diciembre y, en él, podremos disfrutar una vez más de la banda sonora que lleva el mismo nombre. Un triunfo más de Pablo Alborán, un artista que se está consagrando como el “yerno perfecto” de España (aunque, todo sea dicho, yo me conformaría simplemente con que fuera el de mi madre).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s